Por un motivo que no está claro parece ser que septiembre y octubre son épocas de mudanzas para muchas personas: jóvenes que se van a la universidad, los que se cambian de piso, personas que aprovechan el verano para localizar una nueva casa……
Lo que sucede, y no todo el mundo lo sabe, es que el cambiarse de casa provoca unos días de mucho estrés y de mucho trabajo.
Con este entrada en nuestro blog queremos ayudarte a conseguir una planificación perfecta que, aunque no te envite el trabajo que supone, si que te permita afrontar todo este episodio de la manera más fácil y tranquila.

Estas son nuestros consejos para planificar tu mudanza.

Comienza la planificación con tiempo y haz una lista de pertenencias

Nuestro consejo es que comiences a planificar tu mudanza, por lo menos, con un mes de antelación.
Lo primero que tienes que hacer es una lista de pertenencias y objetos de valor que tienen que estar totalmente controladas. Esto de dará sensación de que todo está bajo control. Como ya tienes localizados todos los objetos, sin tener en cuentas muebles, estás en disposición de decidir cuantas y que tipo de cajas necesitarás, así como, el material de embalaje preciso.
bonetti_mudanzas

Selecciona el material de embalaje más adecuado

Es importante tener en cuenta que de la calidas del embalaje que utilicemos, dependerá el mejor o peor estado en el que llegarán nuestras pertenencias.
Hoy en día existe material creado específicamente para mudanzas y que protegen los objetos para evitar que puedan llegar rotos o dañados. Ejemplo de estos materiales son kits para embalar todo lo relacionado con el menaje y la vajilla, platos, vasos, botellas, copas, etc.
Es muy importante que te hagas con cajas de distintos tamaños, con fundas para proteger sofás y colchones, fundas para la ropa, en resumen, según tu lista realizada con antelación ves seleccionando el embalaje más apropiado para cada caso.

Consigue las cajas más adecuadas

Cajas hay muchas y de muchos tipos, pero no todas son aptas para una mudanza. Es importante que elijas aquellas más adecuadas, que sean muy resistentes y que te permitan poder abrirlas y cerrarlas la veces que sean necesarias sin problema y sin que se deterioren rápidamente.

Montaje y desmontaje de muebles

Este aspecto es importante dentro de la planificación de una mudanza. El montaje y desmontaje de los muebles es un trabajo que no siempre es sencillo. Requiere de las herramientas adecuadas y de cierta experiencia en ello. Si no es así se puede convertir en una experiencia frustrante e incluso dolorosa físicamente. Por ello, nuestro consejo es localizar una empresa de mudanzas que no solo se encargue del traslado del mobiliario, sino que también realicen el desmontaje y montaje de los mismos. No solo realizarán el trabajo más rápido y seguro, también llevarán el material necesario para que, durante el traslado, no sufran desperfecto alguno.
En caso contrario y decidas hacer este trabajo tu mismo, recuerda tener las herramientas mas idóneas y un vehículo grande para realizar los menos viajes posibles.

Ten un guardamuebles o trastero a mano

Con cierta frecuencia puede ocurrir que las fechas en las que tenemos que dejar nuestra vivienda y acceder a la nueva, o simplemente, no está el espacio disponible para colocarlos en el momento del traslado. Esto puede ser un quebradero de cabeza. En estos caso lo mejor es tener localizado un trastero o guardamuebles si no se dispone de uno en propiedad. Hoy en día es sencillo poder alquilar un guardamuebles o trastero por el tiempo que se precise, donde poder dejar almacenadas sus pertenencias, hasta que puedan ser llevadas a la nueva vivienda.

Con estos consejos, estamos seguro que podrás llevar a cabo tu mudanza de forma mucho más fácil y tranquila.

Al final de artículo tienes disponible para que puedas descargarla, la guía en formato ebook que hemos creado con consejos y checklist que te pueden ayudar.

Solo tienes que hacer clic en el banner, al final de artículo y descargarla en formato pdf para que la puedas imprimir sin problemas.

Leave a Reply